Proyección del documental Citizen Jane: Battle for the City

Posted on diciembre 19, 2017

0


jacobs.jpg El grupo de estudios metropolitanos A Zofra presenta este martes 26 de diciembre el documental Citizen Jane: Battle for the City, sobre la ama de casa y crítica urbana (y más cosas) Jane Jacobs una de las figuras modernas más destacadas en la defensa de la ciudad como espacio común de todas las personas que la habitan. Jacobs se popularizó por su lucha contra la planificación urbana moderna en Nueva York que amenazaba con acabar con algunos de sus barrios más prominentes. En Zaragoza, algunxs la conoceréis porque da nombre a la iniciativa ‘El paseo de Jane’, a la que desde A Zofra nos hemos sumado en un par de ocasiones con el ánimo de aprender entre todxs a ver el legado histórico y las grietas de posibles desarrollos futuros que se dibujan sobre nuestra ciudad.

La película dedica una mirada profunda a conocer el pasado de Jane Jacobs, basado en el libro The Death and Life of Great American Cities.

Este nos parece un momento oportuno para visionar juntxs la película, dado el clima político actual, en el que vemos cómo vuelven a surgir nuevas burbujas inmobiliarias -unas igual de evidentes que las que nos condujeron a a crisis financiera; otras algo más imperceptibles- ante las que no podemos permitirnos carecer de alternativa.

Si quieres, nos vemos el martes 26 de diciembre en La Pantera Rossa (San Vicente de Paúl, 28, Zaragoza) a las 19h, vemos la peli juntxs y luego debatimos o lo que surja.

Algunas frases destacadas de Jane Jacobs para ir calentando (y aquí unas cuantas más)

La ciudad es de todos. “Las ciudades tienen la capacidad de proporcionar algo para todo el mundo, sólo porque, y sólo cuando, se crean para todo el mundo”.

El elogio de la calle. “Las calles y sus aceras, los principales lugares públicos de una ciudad, son sus órganos más vitales. ¿Qué es lo primero que nos viene a la mente al pensar en una ciudad? Sus calles. Cuando las calles de una ciudad ofrecen interés, la ciudad entera ofrece interés; cuando presentan un aspecto triste, toda la ciudad parece triste”.

Confianza. “La confianza en las calles de una ciudad se construye a lo largo del tiempo a través de muchos, muchos, pequeños contactos públicos en las aceras… la mayor parte de ellos son ostensiblemente triviales, pero su suma no es en absoluto trivial”.

La belleza del caos. “La intrincada mezcla de usos diversos (urbanos) en las ciudades no son una forma de caos. Por el contrario, representan una forma compleja y altamente desarrollada de orden”.

… Y la fealdad del orden. “Superficialmente, esta monotonía podría considerarse una especie de orden, aunque sosa. Pero estéticamente, por desgracia, también trae consigo un tipo de desorden, el de no tener dirección. En un lugar marcado por la monotonía y la repetición de la similitud uno se mueve, pero no parece llegar a ninguna parte. Para orientarnos necesitamos diferencias”.

Contra la planificación urbana. “No hay ninguna lógica que pueda ser impuesta a la ciudad; la gente la hace, y es a ella, no a los edificios, a la que hay que adaptar nuestros planes “.

 

Anuncios