Un ciclotour por algunos caprichos y desastres urbanísticos en Zaragoza

Posted on noviembre 25, 2014

1


El sábado pasado, gracias a una iniciativa del CSL La Pantera Rossa y con la colaboración técnica de La Ciclería, A_Zofra realizamos una ruta muy singular por algunos de los caprichos y desastres urbanísticos de nuestra ciudad. Unas cuarenta personas recorrimos en bicicleta una pequeña selección representativa de una falta de planificación sostenible de la ciudad, que nos sirvieron de argumento para hablar de equipamientos vacíos, operaciones de especulación, promociones de vivienda injustificadas o ataques al patrimonio cultural e histórico de Zaragoza.
El contenido que habíamos preparado para este ciclotour procedía en buena parte de nuestra investigación sobre el último ciclo económico en Zaragoza así como de la experiencia personal de las personas que habíamos preparado la ruta.
La idea principal que queríamos transmitir es que en la ciudad se cruzan muchos agentes e intereses, algunos muy discretos, y todos trasversales. Son económicos, políticos, ideológicos, técnicos, institucionales, culturales… Y que entre ellos la ciudadanía hemos tenido un papel muy secundario. Cambiar esto y conseguir ser más protagonistas de nuestra propia ciudad, pasa por hacernos más conscientes de su denso entramado de intereses.
Nuestra primera parada tuvo lugar en el CSC Luis Buñuel como ejemplo de equipamiento público vacío por traslado, más o menos justificado, de su uso. El centro de la ciudad se encuentra plagado de estos cadáveres urbanos, entre los que nombramos las planta sótano y primera del Mercado San Vicente de Paul, la antigua Escuela de Artes, los juzgados de la plaza del Pilar, el Palacio de Fuenclara, el antiguo Cuartel de Pontoneros, el teatro Fleta… Una lista demasiado larga que evidencia la ausencia de estrategia para el aprovechamiento y reutilización de espacios ya  existentes, agudizada sin embargo por la construcción de nuevos equipamientos que de nuevo caen en desuso.

ciclotour-urbano-nov-14-10948-1477
En el año 2005 el Instituto Luis Buñuel, situado en un edificio diseñado por Ricardo Magdalena en el año 1888, se trasladó al barrio de la Almozara y desde entonces el edificio permaneció cerrado y sin uso. Desde el año 2001, el proyecto del nuevo Centro Social Comunitario Luis Buñuel pretende promover un proyecto de Centro Social de Gestión Compartida, al igual que ha ocurrido en otras ciudades como Madrid (La Tabacalera, Patio Maravillas, Seco), Málaga (La Casa Invisible) o Terrassa (Ateneu Candela). Los últimos acontecimientos se han movido en diversas direcciones. Se consiguió que la DGA devolviera el uso al Ayuntamiento y ha habido negociaciones entre el grupo que promueve el centro social y el Ayuntamiento, pero las obras de acondicionamiento llevan un retraso de 2 años y todavía no existe ninguna claridad de lo que ocurrirá posteriormente.
La segunda parada de la ruta era obligada por el decisivo papel jugado por la Expo 2008 en los últimos años de nuestra ciudad. Pasados 6 años de su celebración, la valoración de ella que hacemos desde A_Zofra pone en duda el sentido de aquel objetivo de “poner a Zaragoza en el mapa” y más bien interpretamos que lo que se persiguió, y consiguió, fue la articulación de una máquina de crecimiento como las que define David Harvey con su consecuente consenso ciudadano en torno a los intereses inmobiliarios de una minoría en la sombra. Como testimonio mudo de aquel planteamiento quedaron los 480 millones de euros en pérdidas, una valiosa huerta arrasada en el meandro de Ranillas y los numerosos edificios vacíos y sin destino conocido.

ciclotour-urbano-nov-14-10964-1493_chiq
Desde allí nos acercamos hasta la puerta de entrada de la antigua función Averly donde dos miembros de la Plataforma Salvemos Averly nos explicaron el enorme valor patrimonial del conjunto, la abritrareidad de la protección de solo un tercio de él y los abusos que se estaban cometiendo hacía una de las ex-propietarias que todavía vive en su interior. La constructora Brial planea construir una torre de viviendas de 19 plantas y los votos de PSOE y PP en el ayuntamiento de Zaragoza impidieron la protección del conjunto bajo la figura de Monumento de Interés Local.

ciclotour-urbano-nov-14-10979-1508_chiq
La siguiente parada, con almuerzo incluido, la hicimos en la plaza del Carbón, donde estuvimos desarrollando la problemática de los mercados y galerías comerciales infrautilizados en Zaragoza poniendo ejemplos cercanos como el Mercado Azoque y el Pasaje Palafox. Este último, que fue el primer pasaje comercial en Zaragoza, fue construido en los años 50 del siglo pasado y en marzo de 2014 perdió a su último inquilino. Sus propietarios, Zaragoza Urbana S.A., no han definido nada sobre unas hipotéticas reformas ante cuya incertidumbre los inquilinos han acabado cerrando sus comercios.
La complicada situación de estos espacios privados en su gran mayoría tiene mucho que ver con la falta tanto de apoyo público como de un posible plan integral específico. El contraste es llamativo respecto al tratamiento que reciben las grandes superficies, lo que revierte en una gran dificultad para poder aprovechar un tejido ya existente, junto al bloqueo que ejercen los mismos propietarios y los intereses especulativos que los atenazan.
También aquí, los compañeros de La Ciclería nos hablaron de la grave falta de planificación en el desarrollo de las infraestructuras para el uso de la bicicleta en Zaragoza con ejemplos tan paradigmáticos con el del carril-bici del Paseo Independencia.
El recorrido tuvo su última parada en la no-prolongación de la calle Tenor Fleta donde aprovechamos para dar algunas cifras sobre la debacle de la vivienda en Zaragoza: Aragón aumentó en un 20% sus viviendas entre 2001-2011, entre 1997 y 2008 se duplicó la superficie urbanizada de Zaragoza mientras que su población apenas aumentó en 70.000 personas, en el año 2011 en Zaragoza se contabilizaron 63.796 viviendas vacías sobre un total de 510.210… Huelga decir en función de qué intereses se produjo todo este proceso.

 

ciclotour-urbano-nov-14-10982-1511_chiq

 

El Apeadero de la línea de cercanías, varado en medio de descampados, nos llevó también a recordar que desde la Asociación de Vecinos propusieron que se construyera en el cruce de la Avenida Tenor Fleta con la Avenida San José. Sin embargo, se decidió finalmente una ubicación desconectada del barrio, mal comunicada y donde no vive nadie. El motivo fue que se proyectaba construir el nuevo campo de fútbol municipal en el polígono 38.4, al que llaman Miraflores, muy cerca de la Estación y donde había proyectadas asimismo 3.400 viviendas. Unos años después nada  de lo proyectado existe ni existirá pero la estación sigue sin apenas uso con un entorno sin urbanizar.
Desde este punto, por último, hablamos un poco de la labor de la Plataforma por la Huerta Zaragozana que ha abanderado la potenciación del carácter agrario del espacio periurbano zaragozano. Afortunadamente, esta apuesta por los circuitos cortos se ha visto respaldada por el proyecto Huertas Life Km 0 emprendido por el ayuntamiento con la ayuda de la Unión Europea aunque se enfrenta al difícil reto de lograr una imprescindible sinergia entre los mecanismos de producción, distribución y consumo en los que, de nuevo, la implicación de la ciudadanía puede ser fundamental.

Nota. Las fotografías del post son cortesía de chabi